→ 8 y 9 diciembre a las 20:00h. ←

Anatomía del sentimiento

Dos cuerpos se presentan como paisaje y espejo de lo inexplicable

Cía Lucía Marote (Madrid)

Ficha artística

Intérpretes:  Poliana Lima | Lucía Marote
Autora y Dirección:  Lucía Marote
Coreografía:  Lucía Marote | Poliana Lima
Iluminación:  Pablo R. Seoane
Música:  Canciones de Nina Simone
Fotografía:  Javier Marquerie
Video:  Alexis Delgado Búrdalo
Producción:  Lucía Marote
Otros:  Jesús Rubio Gamo (acompañamiento artístico)

Sinopsis

Anatomía del sentimiento nace del encuentro entre dos mujeres, nosotras, Lucía y Poliana. El eje conceptual de la obra se ha ido construyendo a partir de la interacción entre nosotras y de el proceso de conocernos con todo el cuerpo. Desde ahí hemos descodificado una historia más universal, un guión poético,una iniciación a la vida en donde ambas apoyamos a la otra y nos apoyamos en la otra. Buscamos crear un espacio en donde, libres, cada una pueda darse a luz a sí misma y a la compañera, generando cada vez una experiencia para que el espectador pueda verse reflejado en su propia poesía. Nuestro lenguaje es la danza, el lenguaje del cuerpo, todo lo que lo compone y todo lo que proyecta. Los cuerpos desnudos se presentan como un paisaje en donde cada pliegue de la piel nos revela algo. Si dicen que los ojos son espejo del alma, tomamos todo el cuerpo como espejo. Anatomía del sentimiento también se nos ha ido desvelando como un trabajo que nos invita a compartir la transformación y la evolución natural de los cuerpos,nuestros cuerpos, del estar, de la presencia, de la relación. En un espacio vacío y libre de restricciones, donde todo es en potencia, el cuerpo se presenta como contenedor y espejo de los sentimientos y estados que le atraviesan. A través de un acto poético de entrega absoluta, sin reservas, sin miedo o a pesar de él, dos mujeres se buscan, se comparten, se apoyan, se funden, se disuelven, desvelando la historia escondida entre los pliegues de la piel en forma de poesía escrita en los cuerpos. Se trata de un camino para trascender el dolor, para renacer, para sanar. Y de la belleza de unos cuerpos que se muestran con crudeza y honestidad.

Menú